Centro mediador certificado

El interés por la mediación escolar está creciendo como consecuencia de los conflictos que se producen por el deterioro de las relaciones interpersonales en las escuelas.

La aplicación de la mediación educativa en el entorno escolar tiene repercusiones inmediatas, tales como:

  • Crea en el centro un ambiente más relajado y productivo.
  • Contribuye a desarrollar actitudes de interés y respeto por los compañeros.
  • Contribuye a desarrollar la capacidad de diálogo y a la mejora de las habilidades comunicativas, sobre todo la escucha activa.
  • Favorece la autorregulación a través de la búsqueda de soluciones autónomas y negociadas.
  • Disminuye el número de conflictos y, por tanto, el tiempo dedicado a resolverlos.
  • Ayuda a la resolución de disputas de forma más rápida y menos costosa.
  • Se reduce el número de sanciones y expulsiones.
  • Ayuda a reconocer y valorar los sentimientos, intereses, necesidades y valores propios y de los demás.
  • Aumenta el desarrollo de actitudes cooperativas en el tratamiento de los conflictos al buscar conjuntamente soluciones satisfactorias para las partes.
  • Aumenta la capacidad de resolución de conflictos de forma no violenta.
  • Disminuye la intervención de personas adultas, que es sustituida por la de alumnos y/o alumnas o por los propios disputantes.

Nuestro centro está reconocido como Centro certificado y anotado en el Registro de Centros Mediadores de Escuelas Católicas de Sevilla.