Lectoescritura

LECTOESCRITURA

CARACTERÍSTICAS

Desde mediados del curso 17-18, el Equipo Docente formado por el profesorado de Educación Infantil y primer ciclo de Educación Primaria, comenzó a reflexionar sobre cómo estábamos llevando a cabo en nuestro centro el aprendizaje de la lectura y escritura, de cara a concluir si debíamos iniciar, promover y consolidar un proceso de lectoescritura acorde a nuestras necesidades.

         Leer y escribir es uno de los aprendizajes más difíciles que llevamos a cabo a lo largo de nuestra vida, puesto que leer no supone solamente verbalizar fonemas o escribirlos, sino también comprender el significado de las palabras, párrafos o textos, así como escribirlos utilizando, tanto las normas ortográficas, como semánticas o gramaticales, de forma adecuada.

Por ello, este camino de reflexión conjunta se hacía tremendamente necesario y se buscó el acompañamiento experto de Rubén Idurriaga, profesor del CES Don Bosco, psicólogo, logopeda, y especialista en trastornos del lenguaje y la lectura. Con él además de reflexionar sobre nuestro quehacer diario dentro del aula, comenzamos a valorar la importancia de comenzar a trabajar las habilidades pre-lectoras, sobre todo en la etapa de Educación Infantil y primer ciclo de Educación Primaria, para acompañar y conseguir el gusto y descubrimiento por la lectura.

Según Piaget (1979), cada vez que se enseña prematuramente a un niño algo, que hubiera podido descubrir solo, se le impide inventarlo y, en consecuencia, entenderlo completamente.

Con esta premisa, partiendo de que nuestro alumnado vaya descubriendo y construyendo su propio aprendizaje, dejamos a un lado las metodologías pasivas, basadas en la memorización y rutinas aburridas, optando por procedimientos en los que nuestro alumnado es el auténtico protagonista de su aprendizaje, consiguiendo que sus emociones, motivaciones y aprendizajes, crezcan en consonancia.

Actualmente continuamos el proceso iniciado hace un año de reflexión, formación y valoración, agregando nuevas actividades activas y participativas con las que nuestro alumnado pueda ir adquiriendo significativamente todas las habilidades pre-lectoras necesarias, para una adecuada consolidación del proceso lectoescritor, siendo en todo momento protagonistas de su propio aprendizaje.